13.1 C
Sant Adrià de Besòs
lunes, noviembre 28, 2022
spot_img

Lo del 82

No paran los líderes del PSOE de regalarse autobombo con su 40 aniversario favorito, pero, mientras no tengan la decencia de enseñar todo lo que ocultan aprovechándose de la ley franquista de secretos oficiales, cosa que seguirán haciendo con la reforma que proponen, no deberíamos creer lo que nos cuentan. Con FILESA o los GAL marcando su pasado, por solo citar dos casos, mentir es el menor de los delitos que cometen los bellacos.

Por lo tanto, mientras sigan practicando el ocultismo, todo lo que de aquellos tiempos nos cuente cualquiera de ellos, se llame Sánchez, López, Guerra o González, valdrá exactamente lo mismo que lo que cada uno de nosotros piense sobre lo que fue la transición del franquismo a una monarquía sin dictador, pero restaurada por la Ley de Sucesión de la Jefatura del Estado aprobada en 1947. Hay que repetirlo porque no quieren que lo recordemos,

Lo de 1982 lo viví, como tantos, en medio de una gran confusión, pero atando cabos ahora, y gracias a los testimonios de muchos testigos relevantes que parecen estar recuperando la memoria, he llegado a la conclusión de que González y Guerra, desesperados por las derrotas del 77 y el 79, decidieron aliarse con un Juan Carlos I que no paraba de intrigar con Armada y otros militares franquistas para conseguir la dimisión del legítimo presidente del Gobierno.

El hoy emérito se había dado cuenta de que Suarez sabía demasiado de sus “debilidades”, comenzaba a tratarlo de tú a tú, y eso no podía consentirlo. De esa forma, el 23F fue una derivada de las intrigas que se les escapó de las manos y cuyo inevitable fracaso, pues todos sabían ya que la dictadura sin el dictador era imposible, puso en bandeja una victoria que ellos conmemoran gracias a todo lo que no nos dejan conocer.

Domingo Sanz

Últims Articles

3,391FansMe gusta
1,626SeguidoresSeguir
11SuscriptoresSuscribirte
Publicitatspot_img

Últims Articles