13.1 C
Sant Adrià de Besòs
lunes, noviembre 28, 2022
spot_img

El corto “Mira niño”, del joven cineasta adrianense Sergio Avellaneda, compite en el Festival de Cine de Sitges

“Estoy emocionado, aún no me lo creo”. El joven cineasta adrianense Sergio Avellaneda Belmonte está en una nube desde que su corto, “Mira niño” haya sido seleccionado para participar en el Festival Internacional de Cine Fantástico de Sitges, más concretamente en la sección de Nueva Autoría, que el festival organiza junto a la SGAE y la Fundación SGAE a través del Consejo Territorial de la SGAE en Catalunya y que cuenta con la participación de trece cortos procedentes de escuelas de cine y universidades de Catalunya. Este próximo sábado, 8 de octubre, opta a conseguir los premios de mejor corto, mejor dirección, guión y banda sonora aunque ni siquiera lo ha pensado, solo piensa en “disfrutar la experiencia”.

Y es que conseguir este reconocimiento y participar en uno de los festivales de cine más importantes del mundo con su primer corto no es algo menor. Si eso de por sí ya es especial, en el caso de “Mira niño” lo es aún más. “Estoy muy ilusionado porque es un proyecto que me toca mucho, tanto a mí como a mi madre. Es una historia muy personal y con mucha verdad”. Su corto, que rodó en el taller de su madre en el Polígono Montsolís de Sant Adrià con su tía y un amigo como protagonistas y muchos trabajadores del taller como extras, cuenta un día en la vida laboral de Susi e Izan. Éste último es un recién licenciado bastante perdido y su madre, que no está muy contenta de que su hijo acabe trabajando en el mismo taller que ella después de haber ido a la universidad. “Es lo que me pasó a mí. Yo seguí todos los pasos que había que seguir, estudié una carrera pero me dí cuenta que después la cosa no es tan fácil cuando la terminas, que una carrera no te asegura nada. También acabé trabajando con mi madre en el taller y un día me dijo “no quiero que te mueras en el taller”. Y eso me marcó. Por eso en el corto quería empatizar tanto con la madre como con el hijo”. La historia es personal en todos los sentidos, sobre todo al tener también a su tía Ana Belén Belmonte como protagonista, con la que en las celebraciones familiares hacía microteatro.

Sergio, que estudió Comunicación Audiovisual en la Universitat Autònoma de Barcelona e hizo un curso en la Casa del Cine de Barcelona, tiene muy claro lo que quiere contar con su cine. “Cuando salgo a la calle veo un montón de historias que me gustaría explicar, sobre todo en Sant Adrià”, comenta Sergio, que ya situó en su ciudad natal la serie “Mucha mierda, Carmen”, su trabajo de final de carrera que creó junto a su compañera Júlia Fabregat, productora también de “Mira niño”, y que captó la atención de la productora Minoría Absoluta, aunque al final no llegara a producirse.  “Quiero hablar de Sant Adrià, de las cosas que pasan aquí, que no siempre son malas, aunque tengamos esa fama. No entiendo como no tenemos más cineastas en la ciudad con el plató con grande que tenemos”, concluye Sergio. Actualmente trabaja en televisión, pero su futuro está en el cine, en la ficción, y como él bien dice “el Festival de Sitges te abre muchas puertas”.  

Últims Articles

3,391FansMe gusta
1,626SeguidoresSeguir
11SuscriptoresSuscribirte
Publicitatspot_img

Últims Articles