13.8 C
Sant Adrià de Besòs
miércoles, octubre 27, 2021
spot_img

La gran pobreza

La gran bellezza fue una película de 2013 dirigida por Paolo Sorrentino con una magnífica interpretación de Toni Servillo; nos muestra  una aristocracia decadente que desfila, frívola, hueca y descompuesta, poderosa y deprimente. Estos días, un español ha recibido 100 millones de parte de un mecenas recién llegado de un viaje espacial; nos ha dejado una bonita arenga sobre la solidaridad.

La gran pobreza es una tesis del profesor de Ciencias Ambientales, Alimentarias  y Forestales en  Florencia, Fabio Salbitano. En su mensaje sobre vegetación urbana da algunas orientaciones sobre el beneficio de planificar una estrategia de infraestructuras verdes con el fin de mejorar nuestros entornos: del consumo de oxígeno y agua, del control de alimentos baratos, de la inversión en humedad, temperatura y viento…

El mayor asesino en serie de la historia reciente es la contaminación. La urbanización de la pobreza apunta a lugares desfavorecidos con una evidente relación entre falta de espacios para la socialización y el recreo en detrimento del bienestar de las gentes. Siempre les toca a los mismos.

El aprendizaje vicario es una de las formas más generalizadas, comunes y simples que los animales tenemos de aprender. La publicidad y todos sus derivados se aprovechan y dejan un rastro invisible, un lastre casi imposible de remediar. Aprendemos básicamente observando. Hacemos lo que vemos, sobre todo en edades tempranas, y eso puede que perdure. Ver en la pantalla el grosor de un dedo de pasta dentífrica en el cepillo sirve para acabar con el tubo en dos días; los que fuman en pipa resultan más simpáticos que aquellos que tiran las colillas al suelo e inundan las aguas con sus filtros que tardan en descomponerse 12 años, y cuando ocurre, liberan las sustancias que han absorbido del humo: nicotina, arsénico, plomo, etc…

Todo lo hacemos por observación, después vienen otros modos de asimilar, según las oportunidades que tenemos o que nos dan. Retratos desde abajo.

Sujetados por antiguos  hilos, vemos diariamente películas en casi todos los canales donde el “bueno”,  el ingenuo, o la víctima, mata al “malo” –por venganza o en defensa propia-con finas artes militares provocando el respiro y la satisfacción perversa de quien asiste desde su butaca al espectáculo. Resulta desolador  que en política se hable de pedagogía y se sitúe a la educación como la salvadora de la humanidad mientras la policía y los maestros llegamos tarde para garantizar una cualidad igualitaria contra la violencia. Es degradante que se hable de una buena dieta en nutrición de carnes, pescados y verduras, cuando los súper más asequibles para economías hundidas, ofrecen una calidad muy por debajo de lo recomendable (comida que luego se va a los bancos de alimentos para engordar a la infancia de la escasez; en los últimos 10 años ha aumentado la pobreza infantil). Da pena advertir que los que hacen daño son mayormente hijos de la necesidad,  y que su enseñanza va a ser muy difícil de reconducir incluso en la prisión, mientas otros van haciendo de las suyas gracias a una ciega, mediocre y enconada Justicia.

Francesc Reina

Últims Articles

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

3,391FansMe gusta
1,577SeguidoresSeguir
11suscriptoresSuscribirte
Publicitatspot_img

Últims Articles