Crea el teu compte
Publicitat
Publicitat
Publicitat

Dimecres, 18 de Setembre de 2019
Portada Actualitat Esports Cultura Entrevistes Opinió Videos

Javier Paredes. Máster en Inmigraciones Contemporáneas. Secretario de Ciudadanía e Integración del PSC Sant Adrià de Besòs - Sant Adrià de Besòs - 8/5/2012

13º Congreso de Partido Popular de Catalunya y los siete traidores: Análisis de la ponencia social de Albiol

El pasado fin de semana el Partido Popular de Catalunya celebró su 13º Congreso en el cual se aprobaron por unanimidad casi todas las ponencias: el informe de gestión, la ponencia política, la ponencia económica y la de los estatutos. El problema surgió con la aprobación de la ponencia social, que defendió Xavier García Albiol, con su tesis de “pluralidad” como modelo para la integración de los inmigrantes que viven en Catalunya. Siete de los más de mil delegados del PP votaron en contra y cuatro se abstuvieron a la tesis de Albiol; estos discrepantes tuvieron que soportar la humillación de sus compañeros que empezaron a gritarles “traidores”, “traidores” y, por el contrario, en clara referencia a Albiol gritaban “tú sí que vales”.

En momentos que la clase política esta desacreditada, esta actitud de la mayoría de los compromisarios al congrego del PPC solo sirve para hacer más larga la brecha entre la clase política y los ciudadanos, puesto que en el seno de los partidos políticos debe existir el debate interno, y la democracia interna debe ser la forma de participación de la militancia en la vida de los partidos; y la mayoría de los representantes del PPC han proclamado, con su actuación en dicho Congreso, que la democracia interna y externa es uno de los importantes déficits de su partido y han dejado patente una de las grandes diferencias que existen entre los partidos de izquierda y los de derecha.

La ponencia social del Partido Popular Catalán, que redactó Albiol, fue aprobada sin que se presentara allí ninguna enmienda y en ella el PPC ha aprobado restringir los derechos y las ayudas sociales y económicas a los inmigrantes que acaban de llegar de forma irregular a Cataluña, exigirán que los extranjeros con permiso de residencia acrediten unos años de residencia en un municipio catalán para poder acceder a una vivienda social, y también apoyaron las otras medidas restrictivas recientes aprobadas por el Ministerio de Sanidad (recortes en la atención médica i farmacéutica).

La polémica sobre la integración de los inmigrantes también estuvo presente en la ponencia, Albiol defendió un modelo “plural” de integración y criticó a los partidos de izquierda de Catalunya, que según él utilizan el “multiculturalismo” como modelo de integración de los inmigrantes en Catalunya. La sociología de las inmigraciones reconoce varios modelos de integración de los inmigrantes extranjeros en Europa; entre ellos el modelo francés definido como asimilacionista, ya que su objetivo último es convertir en ciudadanos “franceses” a los inmigrantes extranjeros; el modelo multicultural británico es lo contrario del modelo francés, puesto que reconoce la diferencia cultural y pone los medios para que los colectivos mantengan su identidad; también en Holanda, Suecia y otros países europeos, han optado por modelos que reconocen la diversidad cultural.

En Catalunya se ha apostado por la “vía catalana de integración”; que implica el equilibrio entre el respeto a la diversidad y el sentimiento de pertenecer a una sola comunidad, la catalana. En la creación de este modelo intervinieron el Govern catalán, los entes locales y las entidades sociales. Durante el gobierno tripartito se firmó el pacto nacional catalán “un pacte per viure junts i juntes” con la participación de la mayoría de los partidos políticos con representación parlamentaria (aunque el PPC no firmó dicho pacto), también de las entidades municipales, los agentes sociales y económicos y otras entidades representadas en la Mesa de Ciudadanía e Integración. Dicho pacto se estructuró en tres ejes principales: la gestión de los flujos migratorios y el acceso al mercado de trabajo, la adaptación de los servicios públicos a una sociedad diversa, y la integración en una cultura pública común. Recientemente, el 21 de marzo de 2012, la Comisión de Seguimiento del Pacto informó públicamente que se había ratificado por consenso su plena vigencia.

No obstante, en la referida ponencia, Albiol manifestó “cuando llegue un inmigrante ha de apuntarse a nuestros valores o a la vuelta”, “tienen dos opciones adaptarse a nuestros valores o volver por el mismo camino, no hay otra”. Se trata de un discurso asimilacionista, como el modelo francés, que pretende neutralizar ideológicamente a todos los inmigrantes extranjeros. El modelo asimilacioncita francés es el que llevó a las revueltas de otoño del 2005 o a abuchear cuando se cantaba la Marsellesa en partidos de futbol (Argelia, Marruecos y Túnez), los protagonistas fueron jóvenes, hijos de inmigrantes de segundas y terceras generaciones, abandonados por el sistema, sin estudios, excluidos del mercado laboral y, sobre todo, sin sentimiento de pertenecía a Francia, a pesar de ser franceses, pero que, por el contrario, habían sido “inflamados” por discursos racistas y xenófobos provenientes, entre otros, de Sarkozy, ex presidente de Francia, que en aquel entonces era ministro del interior, el cual, entre otras cosas, les llamó “escoria”.

La inmigración satisface las necesidades del país de origen y del país de acogida, pero en las sociedades democráticas se plantea un reto: el de integrar a los inmigrantes como ciudadanos de pleno derecho y obligaciones, y que éstos lleguen a su plena integración mediante un reconocimiento de los sentimientos de pertenencia al lugar de destino y sin olvidar sus orígenes. La riqueza cultural que aportan las inmigraciones internacionales es grande e históricamente todas las sociedades se han beneficiado de este flujo; no olvidemos que España y Catalunya ha sido un país de emigrantes y que actualmente muchos de nuestros jóvenes mejor preparados y con más iniciativas vuelven a movilizarse, a irradiarse por diferentes países en busca de oportunidades de trabajo y progreso que actualmente le niegan la economía española y catalana.

 




Has d'identificar-te per escriure comentaris
| Edició impresa pdf | Edició impresa Online | Tarifes publicitaries | Grupo Area 96 | eltemps 1996-2014 © Àrea Besòs | Tots els drets reservats.


C/ Besòs, nº 7 - Sant Adrià de Besòs - Barcelona (Spain) C.P. 08930 Tel. 93 462 18 63
Gerencia: Jose M. Pulido | Dpto. Comercial: José Alcalá | Producción: Montse Saez | Administración | Web master: Jose Mejías | Informática: Pedro Santos | Publicidad: Jose ALcala