Crea el teu compte
Publicitat
Publicitat
Publicitat

Dimecres, 18 de Setembre de 2019
Portada Actualitat Esports Cultura Entrevistes Opinió Videos

Francesc Reina Peral, pedagogo - Sant Adrià de Besòs - 22/5/2019

La naturaleza como metáfora de la comunidad

Las ciudades poseen la virtud de ser una de las obras más importante realizada a través del pensamiento humano. Así ha pasado también con la democracia. Tiene mucho que ver con la gestión de los bienes comunes, con herramientas casi siempre conducidas por los movimientos sociales. Pero si la ciudad es el mundo que el ser humano ha creado, es también el mundo en el que está condenado a vivir. Así pues, indirectamente y sin un sentido nítido de  su tarea, al hacer la ciudad, hemos convertido el ser colectivo en un derecho común antes que individual. La construcción de una ciudad justa e igualitaria es inseparable de la democracia, de las reformas urbanas y las rurales, del trabajo humano por el territorio.

Al lado de las buenas intenciones sociales, nunca la oleada consumista y el culto del “yo, primero”, han causado tantos estragos. Llevados por un marketing probado, como un mundo en colapso, se hace difícil entender lo que no se conoce, por eso la información y la educación siguen siendo grandes pilares para construir un futuro pleno. Ante el fascismo de los pesticidas y herbicidas, de los transgénicos, del ecocidio y la bioperversidad, deberá plantarle cara una especie de psicogeografía -la necesaria conciliación del aire y el paisaje- , esa profundidad de la mirada que argumentaba el anarquista Elisée Reclús hace más de un siglo, para denunciar en su libro El hombre y la Tierra, la decadencia de las ciudades.

La mejora de la convivencia es un trabajo constante, cotidiano y tozudo. Esto, que sin duda parece tan sencillo y coherente, supone uno de los aprendizajes más relevantes de la educación política. Pero es muy complicado, casi imposible modificar la inercia de intervenciones fragmentadas para que se produzcan iniciativas alineadas en estrategias comunes, como lo exige el sentido fraternal que nos da la naturaleza. No es cosa fácil. Un error de nuestra tradición ha sido relacionar la acción social con lo marginal, con lo pobre y lo excluido, cuando lo fundamental, sea el tema que sea, es que la sociedad se entienda como un conjunto global donde todo el mundo está implicado. El barrio, es una realidad mejorable en el conjunto de la ciudad toda, nunca separada.

Incorporar la dimensión conciliadora al desarrollo local en nada es ajeno a lo verde. En sí mismo, el hecho vecinal es una metodología relacional que facilita el encuentro respetuoso de interacción positiva y  solidaria. En condiciones complejas como este outside, el método debe tener la capacidad de construir relaciones colaboradoras entre todos los protagonistas: la ciudadanía, los estamentos técnicos, bajo el liderazgo del gobierno, responsable de la cohesión.

El movimiento vindicativo hoy día debe planificarse con sentido inteligente, donde sus entidades pensantes abran espacios de deliberación que cambien ritmos hacia velocidades mucho más pausadas que inviten a una reflexión esperanzadora. Es absolutamente necesario, porque los mal parados siempre han sido los mismos a lo largo de todos los tiempos. Antes que en la boca, la democracia está en los oídos. La verdadera justicia es un acto que no está en los oradores sino en los oyentes y consiste en el derecho a hablar dejando hablar a las demás. Democracia significa más democracia y ahora que es tiempo de votos, es cuando hay que reclamar en nombre de los ríos contaminados, de los mares heridos, de los árboles talados, en fin, de una naturaleza vendida. Habrá que cuidar más el jardín. Ninguna verdad debe ser aplastada, pues la miopía reduce las expectativas y aumenta la sensación de no representar, de que sólo haya ojos, oídos y voz, para los primeros de la fila.




Has d'identificar-te per escriure comentaris
| Edició impresa pdf | Edició impresa Online | Tarifes publicitaries | Grupo Area 96 | eltemps 1996-2014 © Àrea Besòs | Tots els drets reservats.


C/ Besòs, nº 7 - Sant Adrià de Besòs - Barcelona (Spain) C.P. 08930 Tel. 93 462 18 63
Gerencia: Jose M. Pulido | Dpto. Comercial: José Alcalá | Producción: Montse Saez | Administración | Web master: Jose Mejías | Informática: Pedro Santos | Publicidad: Jose ALcala