Crea el teu compte
Publicitat
Publicitat
Publicitat

Dilluns, 25 de Març de 2019
Portada Actualitat Esports Cultura Entrevistes Opinió Videos

Francesc Reina Peral, pedagogo. - Sant Adrià - 29/10/2018

La ciudadanía es un término confuso

Aunque no todo el mundo sea consciente de ello, las líneas principales de cualquier política están directamente conectadas con una determinada visión del mundo y así se construye un proyecto global que pretende modelar la sociedad del futuro.

Los partidos, aunque imprescindibles, no siempre son las únicas referencias en éste momento. Los movimientos asociativos siguen sintiéndose parte necesaria sin necesidad de estar orientados por temas ideológicos o religiosos. Siguen pensando en cómo la democracia puede equiparse con formas más avanzadas.

La ciudadanía es un término confuso. Casi sería preferible hablar de personas pues en el seno del asociacionismo civil y comunitario coincidimos en que no todo el mundo disfruta de los mismos derechos. Algunas personas usan este concepto para no insinuar otro que alude a las clases sociales y así poder eliminar diferencias y situarnos en la misma bolsa; pero el 10% más rico no puede tener los mismos intereses que el resto. Se quisiera encontrar algo que pudiera abrumar a una democracia que aún está en sus mejores preparativos, más allá de  representaciones electorales, ¿qué más se puede hacer para que la mayoría no vote solo cada cuatro años, sino que participe diariamente en lo público? Se continúan aplicando recortes financieros y transfiriendo más recursos a las entidades privadas y a las patronales religiosas, llegando al absurdo de que desde los gobiernos se fomenta mayor incremento retributivo en función del éxito, y por lo tanto, de la reducción del coste en la prestación de servicios públicos.

El municipalismo sigue utilizando el concepto ciudadanía como sujeto político, un intento de rescatar diferentes temas. Acabamos de albergar en la ciudad de Badalona unas jornadas con la idea de radiografiar y promocionar de nuevo el movimiento vecinal. Es una parte activa, la parte de la ciudadanía que nos interesa, porque no solo protesta sino que también hace propuestas, es dinámica y está en construcción; personas que se están moviendo en la práctica y se organizan. Son, aproximadamente, el 0,1% de la población. Pero luego hay como 1 o 2% que acuden a reuniones y tienen una cierta presencia, hay quien se expresa con ideas y hay que lo hace con los cuerpos;  y luego está un 20 o 30% que escucha a las anteriores. Después nos sumamos cierta mayoría que escucha y mira lo que se mueve… Por eso es tan importante que los medios de comunicación se interesen por lo que está pasando y lo que se está haciendo… Y luego están las redes, Internet, que favorecen una gran difusión.

Impulsada por el Banco Mundial y apoyada por el FMI y la OMC, la política predominante pretende una sociedad sin conocimiento sometida al mercado que es, en el fondo, quien establece los contenidos de la desculturización comunitaria. Nos quieren dóciles y en este sentido,  favorecen un mercado laboral inestable, fragmentado, donde el trabajo emocionalmente adaptable y en continuo proceso de formación depredadora, fluctuará según lo que el mercado estipule. Mantendrán sus ideas sobre los individuos que estudian materias no productivas que deberán tener ingresos inferiores, así como los que trabajan sin cualificación. Establecerán una relación causa-efecto, llamada  capitalismo cognitivo.

Pensando en la estabilidad y el porvenir democrático, los cambios van dirigidos a que sigamos siendo más tontos, para asistir de un modo pasivo al desguace de valores que se entienden como rarezas minoritarias, bien sea por ignorancia o por desidia -o por ambas-, y lo peor es que contribuimos eficazmente a ello.

Formamos parte de un proyecto global que pretende modelar la sociedad del porvenir, donde el asociacionismo de la ciudad podría convertirse en centro esencial de la estructura social a pesar de su manifiesta imposibilidad  -en su más hondo sentido- para hacernos comprender el mundo y por consiguiente para intentar transformarlo.




Has d'identificar-te per escriure comentaris
| Edició impresa pdf | Edició impresa Online | Tarifes publicitaries | Grupo Area 96 | eltemps 1996-2014 © Àrea Besòs | Tots els drets reservats.


C/ Besòs, nº 7 - Sant Adrià de Besòs - Barcelona (Spain) C.P. 08930 Tel. 93 462 18 63
Gerencia: Jose M. Pulido | Dpto. Comercial: José Alcalá | Producción: Montse Saez | Administración | Web master: Jose Mejías | Informática: Pedro Santos | Publicidad: Jose ALcala