Crea el teu compte
Publicitat
Publicitat
Publicitat

Divendres, 20 de Octubre de 2017
Portada Actualitat Esports Cultura Entrevistes Opinió Videos

Montse Sáez - Sant Adrià de Besòs - 28/7/2017

El equipo de gobierno salva la moción de reprobación al alcalde y a Juan Carlos Ramos
- La falta de dos concejales de Sant Adrià en Comú, que tomarán su cargo en el pleno del lunes, no permite que la moción se apruebe

El pleno extraordinario que se convocó ayer a petición de ERC y con el beneplácito de la oposición volvió a convocar a un gran número de ciudadanos que tuvieron que hacer cola más de media hora para poder entrar a la sala de plenos, después de pasar un control de bolsos y mochilas por parte de la policía local, algo que no recordaban ni los más asiduos a las audiencias públicas en la Casa de la Vila. Todos los grupos de la oposición habían dado su apoyo a un pleno extraordinario que tenía como objetivo, tal y como afirmó Rubèn Arenas (ERC), poder informar a la ciudadanía de la situación en la que se encuentran los procesos judiciales que afectan a dos de los seis concejales del equipo de gobierno socialista, el propio alcalde, Joan Callau, y el concejal de la Mina, Juan Carlos Ramos. Así como de la situación actual de la ocupación masiva de viviendas de protección oficial en la Mina, de la que el alcalde afirmó que se está en continuo contacto con los vecinos que deberían ocupar legalmente esos pisos. El edil confirmó que en la actualidad son 68 los pisos ocupados, y que el Consorci de la Mina ha contratado una empresa de vigilancia para evitar nuevas ocupaciones. Callau manifestó que en ningún momento se ha negociado ni se negociará con los ocupantes de dichas viviendas.

De la situación procesal de Callau y Ramos no se dieron más detalles ni ninguna información más allá de la publicada en la prensa. El alcalde afirmó que aún no ha ido a declarar por el supuesto cargo de prevaricación urbanística, y que el expediente con toda la documentación existe y se puede consultar sin problemas. Gregorio Belmonte (ICV-EUiA) preguntó al edil si había presionado a los técnicos para que redactaran informes favorables a la actividad de ocio nocturno a la que se destinó la instalación de las antiguas piscinas del Marina Besòs y Callau lo negó rotundamente.

Por lo que respecta a Juan Carlos Ramos, el alcalde leyó una carta de los abogados del exconcejal de La Mina en la que negaban las informaciones que, según ellos, habían vinculado a su defendido con el tráfico de drogas en el barrio. Joan Belda (Sant Adrià en Comú) preguntó sobre las informaciones aparecidas en medios como Televisió de Badalona en las que se afirmaba que Juan Carlos Ramos había manifestado ante el juez que él solo cumplía órdenes. El concejal socialista manifestó que sí sigue órdenes de su alcalde, pero solo las legales. Lamentó la situación por el daño que estaba provocando a su familia, pero se manifestó tranquilo.

El debate en el pleno derivó en una radiografía de la situación actual del barrio de La Mina, que se alargará en el pleno ordinario del próximo lunes, en el que el PSC presentará una moción reclamar a las administraciones tanto catalanas como españolas una mayor implicación para poder solucionar los múltiples problemas del barrio.

Los grupos de la oposición habían pedido el plan de trabajo de la legislatura al equipo de gobierno. El alcalde, Joan Callau, había preparado casi 50 folios, que al final no leyó en su totalidad, para explicar todo el trabajo realizado. Casi tres cuartos de hora después, la oposición pudo decir la suya y, aunque con diferentes palabras, todos afirmaron que lo leído no era un plan político, sino una retahíla del trabajo de los técnicos. Para ICV-EUiA el equipo de gobierno está superado. Para ERC, el PSC está agonizando. Para toda la oposición, la ciudad ha ido a peor en limpieza de vía urbana, en seguridad, etc.

La parte final del pleno, que volvió a alargarse hasta casi las once de la noche, se reservó para la moción de reprobación al alcalde Joan Callau y al concejal Juan Carlos Ramos. Una moción que logró el apoyo de los grupos de ERC, PP, MES, Ciudadanos y Sant Adrià en Comú, el voto en contra del PSC, de ICV-EUiA y la concejala independiente Fina López, y la abstención del concejal del PDeCAT. Tanto los votos en contra como la abstención de los grupos de la oposición se defendieron afirmando que se debía dejar trabajar a la justicia. La votación acabó con nueve votos a favor, nueve en contra y una abstención. La falta de dos concejales de Sant Adrià en Comú, que no tomarán posesión del cargo hasta el próximo 31 de julio, en el pleno ordinario, fue clave. El voto de calidad del alcalde consiguió que no se aprobara la reprobación.

Lo que dejó claro el pleno es que una moción de censura es prácticamente imposible. Así lo afirmaron algunos de los grupos de la oposición.

El pleno extraordinario también sirvió para que el equipo de gobierno avanzara que el Polideportivo Marina Besòs se reabrirá al público el próximo mes de septiembre.

 

 















Has d'identificar-te per escriure comentaris. Si no estàs registrat, pots fer-ho aquí
| Edició impresa pdf | Edició impresa Online | Tarifes publicitaries | Grupo Area 96 | eltemps 1996-2014 © Àrea Besòs | Tots els drets reservats.
Amb la col·laboració de: Generalitat de Catalunya - Departamnet de la presidència

C/ Besòs, nº 7 - 1º 2ª - Sant Adrià de Besòs - Barcelona (Spain) C.P. 08930 Tel. 93 462 23 01 - Fax 93 462 18 63
Gerencia: Jose M. Pulido | Dpto. Comercial: José Alcalá | Producción: Montse Saez | Administración | Web master: Jose Mejías | Informática: Pedro Santos | Publicidad: Jose ALcala