Publicitat
Publicitat
Publicitat

Divendres, 14 d'Agost de 2020
Portada Actualitat Esports Cultura Entrevistes Opinió Videos

Redacció - Sant Adrià de Besòs - 24/3/2020

Imágenes de una ciudad confinada
- Recorremos Sant Adrià para comprobar cómo respira el municipio bajo el estado de alarma.

Para evitar el contagio del Covid-19, se decretó el pasado domingo, 15 de marzo, el estado de alarma. Durante los días que dure, que como mínimo serán 30, hasta el próximo 8 de abril, los ciudadanos solo pueden realizar traslados justificados: para comprar alimentos y productos de primera necesidad y farmacéuticos, para acudir al trabajo si no es posible el teletrabajo, para pasear al perro o para cuidar de personas dependientes. En todos los traslados, las personas deben guardar una distancia mínima de 1,5 metros con los demás ciudadanos para evitar contagios. 

En su mayoría, los y las adrianenses han acatado el confinamiento con buena voluntad, y eso se nota en las calles de Sant Adrià de Besòs, mucho más vacias de lo habitual. A pesar de todo, tanto la Policia Local como los Mossos d'Esquadra han multado a centenares de personas que no respetaban el confinamiento. Desde las autoridades municipales, y también desde este diario, pedimos a la ciudadanía que respete el confinamiento por el bien de todos. 

Uno de nuestros profesionales sí ha salido a la calle para comprobar cómo luce Sant Adrià en estado de alarma. Estas son algunas de las imágenes que nos hemos encontrado.



Los transportistas no han parado de trabajar. Eso sí, con mayores medidas de protección. Foto: José María Pulido Correos permanece abierto, pero los usuarios deben respetar las medidas para evitar contagios. Foto: José María Pulido Las ópticas, como ésta de la Avinguda Catalunya, permanecen abiertas, pero sin muchos clientes. Foto: José María Pulido Cerca del Pont dels Passadors, un ciudadano regresa a casa con la compra. Foto: José María Pulido Cancelados los sorteos de loterías, los puestos de venta permanecen cerrados. Foto: José María Pulido Las farmacias son algunos de los establecimientos que permanecen abiertos al público. Foto: José María Pulido La mayoría de empresas están cerradas pero trabajan desde casa atendiendo a sus clientes. Foto: José María Pulido La Policía Local puso hace unos días precintos en los bancos de la Plaça de la Vila para evitar que la ciudadanía los use estos días de confinamiento. Foto: José María Pulido En la medida que podamos, quedémonos en casa. Foto: José María Pulido Un ciudadano protegido ante el Covid-19, inlcuso demasiado. Foto: José María Pulido La mayoría de farmacias informan en sus puertas de entrada de la falta de productos como mascarillas, guantes, gel o termómetros. Foto: José María Pulido El Parc Fluvial del Besòs lleva cerrado al público desde el 15 de marzo para evitar concentraciones de personas. Foto: José María Pulido La crisis del coronavirus también afecta al precio de los combustibles, que han bajado a causa de la disminución de los trayectos, sobre todo en avión. Foto: José María Pulido La calle Ricart, a la altura de la Biblioteca Sant Adrià, vacía en pleno día. Foto: José María Pulido Un Los quioscos también permanecen abiertos para poder comprar la prensa diaria tras pasarse por el supermercado. Foto: José María Pulido En algunos establecimientos no faltan algunos de los productos más buscados los primeros días de confinamiento, como el papel higiénico. Foto: José María Pulido No se permite pasar el rato en la playa, que estos días está más solitaria que nunca. Foto: José María Pulido Los transportes públicos, como el Tram, funcionan pero con menor frecuencia de paso. Foto: José María Pulido Las obras no han parado, por ahora, en las calles adrianenses. Foto: José María Pulido  El Parc Fluvial del Besòs lleva cerrado al público desde el 15 de marzo para evitar concentraciones de personas. Foto: José María Pulido Nunca el parque infantil de la Plaça de la Vila estivo más vacío. Foto: José María Pulido El Parc Fluvial del Besòs lleva cerrado al público desde el 15 de marzo para evitar concentraciones de personas. Foto: José María Pulido Precintos policiales también en porterias de fútbol para evitar la tentación de echar un partido con los amigos. Foto: José María Pulido La vida cotidiana en la Mina alterada por el Covid-19. Foto: José María Pulido Aparcamientos hasta hace poco repletos de coches, como este del campo municipal Ruiz Casado, ahora vacíos. Foto: José María Pulido Colas en la calle a las puertas de algunos supermercados, como este Lidl frente al Parc del Besòs. Foto: José María Pulido Las obras no han parado, por ahora, en las calles adrianenses, aunque con más medidas de protección. Foto: José María Pulido El ingenio ciudadano se acentúa estos días. En este edificio, una vecina ofrece clases de yoga online. Foto: José María Pulido Las obras no han parado, por ahora, en las calles adrianenses, aunque con más medidas de protección. Foto: José María Pulido El cierre de bares y restaurantes deja esta imagen del McDonald’s situado frente al arco de Sant Adrià completamente vacío. Foto: José María Pulido No hace falta decir nada más: “Este local permanece cerrado hasta que se normalice la situación que estamos pasando”. Foto: José María Pulido Precauciones en las farmacias, como no poder entrar más de cuatro clientes a la vez. Foto: José María Pulido









| Edició impresa pdf | Edició impresa Online | Tarifes publicitaries | Grupo Area 96 | eltemps 1996-2014 © Àrea Besòs | Tots els drets reservats.


C/ Besòs, nº 7 - Sant Adrià de Besòs - Barcelona (Spain) C.P. 08930 Tel. 93 462 18 63
Gerencia: Jose M. Pulido | Dpto. Comercial: José Alcalá | Producción: Montse Saez | Administración | Web master: Jose Mejías | Informática: Pedro Santos | Publicidad: Jose ALcala