8.2 C
Sant Adrià de Besòs
domingo, febrero 25, 2024
spot_img

Lloviendo piedras

El arte siempre ha sabido representar los conflictos a pesar de que hay quienes se llevan muy mal con los símbolos porque tienen muchas dificultades para ubicarlos y entenderlos.
Lo que está sucediendo en Palestina, en Ucrania o en el Mediterráneo también sucede en nuestras ciudades. Hay muchas razones para perder el sueño, explica Juan Mayorga a propósito de su nueva obra La gran cacería. Del maltrato colonial (la vieja explotación) a la migración (la nueva esclavitud), el lenguaje de la arqueología: civilización y barbarie… Un pasado fallido que persiste donde ya no sólo se trata de presenciar cómo el poder, la riqueza y el bienestar de unos se sostiene sobre la expropiación, el empobrecimiento y la explotación de otros; ahora la estrategia es la del todos contra todos.
Frente al nuevo racismo se sugiere recuperar el viejo sentido de comunidad y solidaridad (más que de caridad). Vuelve Loach con su cinta El viejo roble, un espacio de encuentro para que los obreros, personas fuertes y generosas que supieron responder a esos tiempos oscuros con valentía y determinación, dice, cambien este presente tan hostil y contagien de sentido a esta sociedad tan fracturada.
Efectivamente, la belleza es capaz de ilustrar el dominio de unos seres sobre otros, el miedo, las semillas del odio. Entre todo esto aparece el Guernica, con sus grises, sus llantos y sus muertes, su horror latente, la alteración del sentido, como atravesado un insoportable manto de silencio, el ansia por derrotar, la lenta asimilación de unos traumas mal digeridos. Funcionan así los muros invisibles.
En su teoría del Intérprete, Michael Gazzaniga explica cómo los procesos para tomar decisiones la mayoría de las veces son inconscientes, es decir, se hacen sin saber por qué las tomamos, un fallo del cerebro de cuyo único interés surge el deseo de quedar satisfechos.
Existen historias que nos unen a las cosas buenas de la vida: “El ataúd de su pequeño era de color azul, tardó dieciséis años en acudir a aquella reunión, pero tenía que canalizar su frustración, el dolor de una pérdida que la hacía vivir llena de rabia porque no le convencía cómo lo estaba afrontando… A su hijo mayor lo mató una bala, algunas noches venía a posársele en el hombro en forma de paloma blanca para desmontarle la realidad en que se había sumergido. Ambas reconocieron su pesar de madres; estuvieran a un lado o al otro de la frontera, empezaron a replantearse las formas de juzgarse”. El Foro de las Familias-Círculo de Padres es una organización que reúne israelíes y palestinas para transformar la pérdida de un ser querido en acciones de reconciliación, para dar valor a la necesidad de llegar a un acuerdo, abandonar el odio y reconocer su angustia.
Nuestro mayor enemigo es la polarización, la falta de reconocimiento, de encuentro humano con el otro. Los medios de comunicación juegan un papel importante en esto porque tienden a simplificar, a reducir todo lo humano cuando somos una complicación: aceptar la humanidad del otro, los derechos del otro…

Hay muchas cosas que nos unen, posibilidades para generar puentes, suficientes destellos para llegar a algo distinto. Barenboim se sumó: “para lograr la paz habrá que combatir la ignorancia”, y Sánchez Ferlosio, interpretado por Jorge Drexler, no se quedó corto: “no hay una piedra en el mundo, que valga lo que una vida… perdonen que no me aliste bajo ninguna bandera, vale más cualquier quimera que un trozo de tela triste”.

Francesc Reina

Últims Articles

3,391FansMe gusta
1,640SeguidoresSeguir
0SuscriptoresSuscribirte
Publicitatspot_img

Últims Articles